IF IT FITS

20 May

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Queridas alumnas, queridos alumnos,

Espero que a la presente estéis bien. Empiezo esta segunda carta, con esta frase en inglés de “if it fits”, que puede traducirse como ”si se ajusta”, “si encaja”.

Puede que os suene, porque la utiliza una compañía de vuelos low-cost, de cuyo nombre no voy a hacer aquí publicidad. Es la frase de la caja en la que los pasajeros tienen que meter el equipaje de mano que la compañía permite introducir en el avión sin coste adicional. Suele aparecer siempre acompañada de cierto movimiento colectivo en la fila de personas que esperan para embarcar, cuando la gente comienza a abrir las maletas, ponerse chaquetas y abrigos y/o meterse cosas en los bolsillos.

Todo sea por hacer que la maleta encaje. Porque “if it fits”, no pagas.

Esta frase tan popular como difícil de pronunciar a la primera, me va a servir para contaros con un ejemplo práctico como abordar una investigación sociológica, cuando queremos obtener información sobre un determinado grupo de población.

Como os comentaba en la primera carta, ahora trabajo en una tienda que vende trajes de chaqueta, corbatas y camisas. Todo lo que forma parte de un atuendo “formal” para las personas que trabajan en la City de Londres (uno de los distritos financieros de la ciudad), en empresas dedicadas al sector de inversión y finanzas. La clientela que acude a la tienda está, por tanto, definida de primeras por la propia ubicación de la tienda, y por el tipo de ropa que vende.

Pongámonos en el caso de querer conocer más a fondo a esta “población” de clientes, y establecer perfiles que nos puedan dar más información sobre ella. Para ello, sería necesario diseñar una investigación para la que tendríamos que contar con, por ejemplo, una encuesta, en la que se preguntara a cada una de las personas que entra diariamente en la tienda información sobre su edad, estado civil, donde trabaja, qué puesto ocupa en la empresa, etc… Como esa tarea puede llevarnos mucho tiempo, y tampoco quedaría nada bien, ni a mi jefe le haría mucha gracia, que me pusiera a interrogar a todo el que entra por la puerta, la mejor forma de hacerlo es obteniendo una “muestra”. Es decir, hacer una selección de personas que puedan ser representativas del conjunto total de clientes de la tienda.

Pongo ahora un ejemplo un poco rústico pero muy práctico de cómo he obtenido esta “muestra”.

En la tienda, al lado de la caja registradora, hay un buzón en el que los y las clientes pueden dejar su tarjeta, de forma que se le puedan hacer llegar información sobre las nuevas colecciones y ofertas que van saliendo. Así que me acerco al cajón y cojo de forma aleatoria (y sin mirar) 20 tarjetas de clientes. Reconozco que el método de extracción tiene más de concurso de televisión que de fiabilidad estadística, pero para lo que aquí nos ocupa, aceptamos barco.

La información que aparece en la tarjeta ofrece datos sobre nombres y apellidos de clientes, la empresa para la que trabajan, y el puesto que ocupan. Dado que los datos personales tienen que quedar en el anonimato, y que yo quiero seguir conservando mi puesto de trabajo (y mi honestidad como socióloga), os remito aquí sólo los puestos de algunas de las tarjetas que he sacado: “Group Strategic Manager”, Associate Partner”, “Strategic Planner”, “Foreign Exchange Director – Client Service”, “Senior Consultant”,”Technical Assistant”, “Accounting and Financial Sales Director”, “Analyst”…

Pues bien, a partir de esta información, ya puedo tener una primera idea del tipo de clientela que acude a la tienda:

1- Confirmo, por las direcciones, que la mayor parte de la clientela está ocupada en el sector inversión-finanzas de compañías ubicadas en la City.

2- La clientela parece tener un perfil medio-alto en lo que respecta a los puestos en los que trabajan. No hay ninguna tarjeta de “juniors”. Y aunque hay “directors”, no he encontrado ningún “president” o “vice-president”.

3- Sólo he sacado una tarjeta con nombre de mujer. Su puesto es el de “technical assistant”.

De esta manera tenemos una configuración de perfiles, de carácter exploratorio, claro está, pero que puede ser útil como fase inicial de aproximación. Una segunda fase podría ser la de averiguar los comportamientos de la clientela, en relación a su consumo. Para ello, sería interesante también, introducir algún tipo de técnica cualitativa, o técnica de observación.

Con mi observación participante como empleada, puedo aportar esta información cualitativa sobre los distintos perfiles de la clientela. Pero, aunque ya a veces creo saber qué tipo de clientes es el que entra y como se va a comportar (éste es joven, acaba de entrar en la empresa y no se ha puesto un traje de chaqueta en su vida; éste me va a marear a preguntas, me va a desbaratar el cajón de las corbatas y al final no se va a llevar ná…), siempre te puedes equivocar.

Porque en investigaciones sociológicas trabajamos con poblaciones, muestras y perfiles que son…personas.

El problema es que a veces parece que los perfiles quieren obtenerse sin que medie esta labor de investigación previa. La demanda de información casi inmediata que  tenemos, sobre todo por parte de los medios de comunicación, hace que en muchas ocasiones se hable de un conjunto de población sin antes conocer las características reales de los perfiles de las personas que lo componen.

Pongo otro ejemplo. Hace un par de meses, me contactaron desde un programa de televisión. Una periodista estaba en busca y captura de jóvenes españoles, que ahora viven en el extranjero y que tienen que compartir habitación en lo que la periodista llamó “pisos pateras”. Yo le respondí que ahora mismo no conocía ningún caso de jóvenes que vivieran, en este caso en Londres, compartiendo habitación con más personas. Que puede que se dé el caso de que alquiles una habitación en una casa de estas grandes típicas inglesas, y que convivas en ella con cuatro, cinco, seis, siete y hasta ocho personas, y que cuando hables de la casa, parezca que te vas a poner a contar un chiste de los de “esto es un italiano, una griega, un alemán y una española”…

Pero de ahí a hablar de “pisos pateras”, hay un trecho.

¿Qué es lo que ocurre en este caso? Pues que para hablar de la gente joven que ahora se está marchando de España, al no tener suficiente información sobre sus perfiles, se “tira de archivo”, en este caso de fuentes secundarias, para asimilaros (encajarlos) o bien con la inmigración española a Alemania de hace años, o con la oleada de inmigrantes que España comenzó a recibir hace no tantos años, procedentes de Marruecos, Latinoamérica, Rumanía, etc…

Por supuesto, también lo que ocurre aquí es que hay más interés en mostrar un lado sensacionalista de estos perfiles, que en conocer la realidad de quiénes son los jóvenes que ahora se están marchando de España y porqué motivos lo hacen y en qué circunstancias.

En el programa que Carne Cruda dedicó a hablar sobre la emigración de jóvenes en España, Amparo González Ferrer, socióloga y demógrafa del CSIC, respondió a la pregunta sobre cuál podía ser el perfil de estos jóvenes, con un claro y conciso: “pues, para ser honesta, no lo sabemos”.

El principal fin de conocer perfiles, y tipos de población, es porque las investigaciones suelen tener un objetivo marcado. En el caso de las investigaciones de mercado es claro que lo que se busca es un definir un público objetivo para incentivar el consumo de productos. En el caso de las investigaciones sociales, lo que se persigue es conocer las características de una población, en relación a una situación social determinada (por ejemplo,jóvenes, en España, en situación de desempleo con carácter incierto-permanente-hasta cuándo), para la que se quieren diseñar determinados planes, programas, o políticas, que den respuesta a dicha situación.

En relación a esto, González Ferrer apuntaba lo siguiente en su colaboración en Carne Cruda:

Los medios ofrecen a veces una visión muy sesgada de quién puede ser el emigrante, y es algo que a mí y a muchos otros, como a “Juventud sin Futuro”, creo que nos preocupa porque no todos son ingenieros a los que han venido a buscarles grandes empresas con grandes salarios. Hay de todo, lo malo es que no sabemos cuántos, de qué tipo y esto es algo importante si se tuvieran en cuenta las cifras y la realidad para planificar las políticas en nuestro país”.

En investigación social, por tanto, el objetivo último no sólo es conocer las características y los perfiles de una población en relación con una realidad social, sino diseñar propuestas adecuadas que transformen esa realidad.

Esto conlleva toda una labor de investigación que implica una inversión de tiempo, dinero, y, por supuesto, interés en que se llegue a un conocimiento preciso de esa población, que oriente propuestas para que se produzca un cambio social.  Lo cual implica también mucho más tiempo, más dinero, y, en este caso, además, un compromiso a nivel político.

Se trata, en definitiva, de obtener información adecuada para promover el cambio, desde el conocimiento, porque de otra forma, lo que se hace es encajar sin conocer….y sin gastar, porque no no olvidemos que  “if it fits“, no se paga.

Y si no se paga, si no se invierte, lo único que veremos cambiar serán los titulares de los periódicos.

Y a veces, ni eso.

Aquí termino por hoy. Esperando que os haya servido esta segunda carta, os mando un abrazo,

Beatriz Bonete.

 

LINKS:

Artículo de Amparo González Ferrer en el Blog Piedras de Papel

En este texto se explican las razones por las que aún no pueden obtenerse datos fiables y precisos sobre los perfiles de jóvenes que deciden marcharse al extranjero, más allá de poder conocer el sexo y el país de destino.

Recomendación de cine: “Magic Town”. Película del año 1947 , dirigida por William A. Wellman y protagonizada por James Stewart (“Qué Bello es Vivir”) y Jane Wyman, sobre un “experto” en encuestas que cree haber encontrado la ciudad perfecta en EEUU, en la que sus habitantes parecen cumplir con el “perfil de ciudadano americano medio”.Son los primeros años de las macro-encuestas sobre opinión pública en EEUU.

Advertisements

2 Responses to “IF IT FITS”

  1. Juan P May 30, 2013 at 4:13 pm #

    Genial Bea!

Trackbacks/Pingbacks

  1. DO THE RUBBISH | filling the gap - May 30, 2013

    […] de por sí (por la amplia variedad de clientela que tenemos, como os conté en el anterior post IF IT FITS). En la tienda además, hay que encargarse de tareas relacionadas con la mercancía que llega y que […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: