WE ARE THE PEOPLE

Aire acondicionadoTren procedente de Madrid-Puerta de Atocha, destino Cádiz. Julio, 2012.

 

– Entrando en el vagón, calor infernal. Salimos de Atocha y sigue el calor. Un chico del servicio a bordo nos confirma: aire acondicionado estropeado. Cunde el pánico, la gente empieza a protestar (a sudar ya llevaban desde que entraron).

– Primera medida: sitios libres en preferente. Se reubica a madres/padres con hij@s, personas mayores y algun@s caraduras, que de todo hay en la viña del señor.

– En mi vagón quedamos siete. Seis con ganas de reclamar, uno viendo una peli de ordenador q ni se inmuta (de vez en cuando le miramos, para ver si respira).

– Nos sentamos cerca y empezamos a considerar la situación. Aparece el chico del servicio repartiendo agua. Le pedimos hojas de reclamación. Dice que primero va a hidratar a la gente, y que luego nos la trae.

– Nos trae las hojas (aunque, por un momento, dudamos de que lo fuera a hacer). Nos dice: “si reclamáis,  hablad sólo del aire acondicionado, poned que el servicio de abordo repartió agua”. Claro, hombre, claro. Más agua, por favor.

– Ponemos en común ideas para el texto de la reclamación, la escribimos, la leemos en alto, copiamos y firmamos. Pasa el revisor con cara de mala ostia y la chaqueta puesta.

– Ya que estamos, hablamos de la manifestación de hoy (contra los recortes) a la que no podemos ir, por estar en el tren sudando lo más grande. Hablamos del trabajo, del paro, de irse o no de España, de cuando estudias algo y no puedes trabajar de ello. Pasa de nuevo el chico del servicio a bordo. Dice: “yo soy licenciado en químicas”. Más agua.

– El revisor se sienta con nosotros, nos explica lo que ha pasado y nos firma la reclamación.

– Ya que estamos, seguimos sentados en grupo y hablando. El del ordenador ni siente ni padece, pero respira. Ahora hacemos auto-reflexión de lo tranquilo y correcto que ha sido el hacer la reclamación, quejarnos por derecho, y que se nos escuche. ¿Nos reembolsarán algo del billete?

– Apagan las luces, y se va notando un poco más el aire, pero ya casi estamos en Sevilla. Una de las del grupo aparece con botellas de agua fresquitas, que trae del bar. Se lo agradecemos, aunque por dentro estamos pensando, que ya que se había animado a invitar, en vez de agua, podían haber caído unas cervecitas. Pero bien oye, muy bien.

– El tren se para, porque cambia de vía antes de Sevilla. Como tarda un rato, uno de San Fernando suelta “no, si al final lo vamos a tener hasta que empujar”. Mucho arte.

– Llegando a Jerez, me despido de la gente que siguen hasta el Puerto, San Fernando, Cádiz…”Bueno, hemos echao el viaje”.

– Llego a Jerez, me dirijo a Atención al Cliente. El buen hombre me mira con cara de horror cuando ve el motivo de mi reclamación. Sí picha sí, más calor que planchando.

– Renfe me devuelve el 50% del importe….No está mal (en nuestro escrito exigíamos el importe “íntegro”), pero bueno…es lo q tienen estos tiempos, que al final con lo que te den te sientes casi afortunada.

– Llego a casa de buen ánimo…Veo y me cuentan que las manifestaciones han sido un éxito de convocatoria.

– Viva la gente.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: